Empresas exponenciales: la mentalidad del futuro

capital crecimiento ejecución empresas exponenciales producto tecnologias exponenciales visión
Empresas Exponenciales

El mundo está cambiando y muy rápido. Los avances tecnológicos permitieron una digitalización de muchas de nuestras cotidianidades, como las compras, los servicios bancarios, la salud, la educación y el trabajo, entre tantos otros. Este nuevo escenario, empujado especialmente en los últimos meses, trajo beneficios para el usuario y se convirtió en sinónimo de rapidez, efectividad y seguridad.

La innovación se ha visto acelerada por dos factores: el crecimiento de la cantidad de personas conectadas a Internet, que alcanzó los 4 billones y demuestra que tenemos abundancia de recursos en un mercado global y gigante; y el acceso a otras tecnologías, llamadas tecnologías exponenciales, que han incrementado su valor.

Se trata de las tecnologías modernas a las que cada vez más personas tienen acceso e información. Hace poco menos de 20 años no todos tenían teléfonos celulares y hoy casi no se concibe que alguien no tenga uno. Lo mismo está ocurriendo con el crecimiento de las tecnologías exponenciales, como la robótica, las impresoras 3D, los paneles solares y la biotecnología.

Las empresas que son capaces de navegar este nuevo mundo, que no sucumben sino que surfean la ola de innovación, son las organizaciones exponenciales.

 


 

¿Qué son las Empresas exponenciales?

 

Son aquellas que están empujadas por la innovación, que entienden la abundancia de tecnologías, de recursos, de talento e ideas y los usan de manera creativa para generar valor. 

Son organizaciones que no se conforman y que buscan un valor disruptivo: toman ventaja de la información que muchas veces es inaccesible para empresas con estructuras más antiguas, o no saben cómo usarla. 

Para explicar el potencial de una mentalidad exponencial comparada con una lineal o tradicional, miremos el ejemplo de Nokia versus Waze que mi amigo Salim Ismail incluyó en su libro “Organizaciones Exponenciales”. A principios de los 2000 Nokia era por entonces líder indiscutido de telefonía móvil a nivel global e intentó solucionar el problema de la falta de información de tráfico en los navegadores. Lo hizo de una manera lineal y poco innovadora: compró Navteq, empresa líder en navegación, y usó sensores en ciudades y carreteras con el objetivo de detectar la presencia de tráfico y enviar esa data a los navegadores.

Al mismo tiempo, en 2007 Steve Jobs presentó el iPhone. Este dispositivo móvil fue completamente innovador porque, entre otras tantas funciones, era una plataforma en la que otros desarrolladores podían crear y ejecutar sus aplicaciones. 

El iPhone hizo posible escalar la idea que los fundadores de Waze ya estaban trabajando: no hacía falta construir o implementar nuevos sensores, como proponía Nokia. El sensor ya lo lleva puesto el conductor en su propio teléfono.

En lugar de producir sensores e instalarlos en miles de kilómetros de carreteras, Waze descentralizó el esfuerzo usando los conductores y se enfocó en hacer crecer esa comunidad. Una idea mucho más accesible y escalable que la de instalar sensores en las rutas: otro enfoque para un mismo problema.

 

¿Cuál fue el resultado de este cambio de perspectiva? Unos años después de la creación de Waze, la empresa fue adquirida por Google por más de mil millones de dólares. A la par, Nokia fue comprada por Microsoft, pero a un valor menor que el que Nokia pagó por Navteq.

 

¿Cuál es la diferencia con las empresas tradicionales? 

 

Existen muchas definiciones de organizaciones exponenciales. Algunos las engloban más por un cambio en la mentalidad empresarial con la que trabajan, un giro en la manera en la que se piensan los emprendimientos y sus posibilidades de desarrollo.

Otros las agrupan por el apalancamiento que hacen de distintas tecnologías de vanguardia. Y esto sin duda es un rasgo que diferencia a estas empresas disruptivas: apuestan sin temor a tecnologías de punta y están constantemente actualizados de los nuevos descubrimientos, averiguando cómo incluirlos en sus proyectos.

Pero no es sólo el “cómo” lo que las diferencia. Además de las herramientas que usan y la manera en que las aplican, este tipo de organizaciones están obsesionadas con atender las necesidades, inquietudes y deseos de sus usuarios, por lo que usan la experimentación y la data para definir y constantemente mejorar la propuesta de valor en sus servicios o productos.

No significa que sean organizaciones grandes, sino que son las que logran mucho con poco. Toman un input pequeño y alcanzan un output muy grande.

Otro de los ejemplos que cita Salim en su libro es el de AirBnB vs Hyatt. Hyatt es una empresa que lleva décadas creando y operando hoteles y que durante un buen tiempo fue líder del mercado. AirBnB es una compañía nueva que creció increíblemente en pocos años.

La diferencia trascendental entre una y otra es que la barrera de crecimiento de AirBnB es relativamente pequeña en comparación a la de Hyatt. Es decir, si Hyatt quiere entrar en una nueva ciudad, tiene que comprar un hotel o construirlo y eso conlleva mucho tiempo, dinero y gestión. 

En cambio, AirBnB sólo necesitó invertir en desarrollar su plataforma digital. Si quiere operar en un país nuevo solo precisa que los dueños de propiedades de ese lugar las publiquen en la plataforma, para que otras personas puedan buscarlas y alquilarlas. 

La gestión, la inversión y el tiempo utilizado es tan solo una fracción de lo que le llevaría a Hyatt o a cualquier otra cadena hotelera crecer para poder competir. Y no es sólo menos tiempo y menos dinero invertido, sino que también AirBnb cuenta con una fracción del número de empleados que Hyatt ya que las propiedades están operadas por los propios dueños, es decir, bajo un modelo descentralizado. 

 

¿Cómo crear una organización exponencial? 

Es momento de hablar sobre cómo puedes empezar a aplicar esta teoría a tu realidad. Empezar el camino hacia la creación de exponencialidad desde cero es un desafío ambicioso que conlleva riesgos.

Por eso decidimos crear 10xU, una comunidad donde emprendedores puedan capacitarse, acompañarse y hacer realidad sus ideas. 

Además de webinars, charlas con expertos y foros de consulta, hay 5 cursos completos sobre nuestra propia metodología de creación de empresas exponenciales.

Contar con una metodología de trabajo es importante porque emprender es complicado y tienes que conocer los riesgos y tener una estrategia para poder mitigarlos.

Empieza tu camino hacia la exponencialidad

¿Tienes una idea y te estás planteando ejecutarla? ¿Quieres lanzar tu propia compañía o start-up? ¿Tienes una compañía y te estás preguntando qué hacer para que crezca? 

En 10xU nos dedicamos a acompañar y capacitar a emprendedores durante las distintas etapas de expansión de una compañía para que pueda lograr ese crecimiento exponencial. 

No existe el plan perfecto para volverse emprendedor: es un camino de aprendizajes que muchas veces nos exige atravesar ciertas circunstancias para saber cómo sortearlas. 

Nuestro objetivo es ayudarte a desarrollar una mentalidad exponencial y aprender cómo implementar determinadas características que te ayudarán a escalar tus negocios.

A través de nuestra Metodología Cobuild logramos reducir los riesgos que conlleva iniciar una startup y hemos tenido un 80% de éxito en las compañías que hemos creado.

Cada emprendimiento, no importa la industria o el país, está basado en estos 5 pilares: Visión / Producto / Ejecución / Crecimiento / Capital.

Estas cinco claves se relacionan de tal forma que, en el paso a paso de la creación de un emprendimiento, se van modificando unas a otras y generan un ensamblaje estructural dinámico y permeable. 

Y eso es algo muy importante a tener en cuenta desde el comienzo: una organización tendrá que ser flexible a los cambios coyunturales que vayan sucediendo. Desde el momento en el que definimos la visión de nuestra empresa o nos ponemos a pensar un plan de ejecución, debemos ser conscientes que el panorama estará siempre en constante transformación.

Contrariamente a lo que muchos piensan, no se trata de tener el plan perfecto, sino más bien saber leer la data del mercado, de nuestros usuarios y clientes para cambiar el plan en tiempo real en el caso que sea necesario.

Nuestros cursos son reales, prácticos y están basados en la experiencia real luego de haber lanzado decenas de negocios en Latinoamérica. No se trata sólo de teoría, sino que está pensado para que tú lo puedas aplicar a tu propia idea y seguir tu camino hacia la exponencialidad de la mejor manera posible.

Las condiciones están dadas para que puedas llevar tu visión al próximo nivel: construye tu compañía de forma inteligente y obsérvala multiplicarse exponencialmente.

Por Lorenzo de Leo, Socio de 10xU.

Internacionalización: 5 motivos para expandir tu empresa

Apr 30, 2021

Incubadora, aceleradora y más: ¿Qué le conviene a mi startup?

Apr 28, 2021

Prototipo: cómo validar tu producto con poco tiempo y dinero

Apr 06, 2021