Emprender en pandemia: por qué es el mejor momento

empresas exponenciales

El 2020 ha sido un año crítico para el mundo. La pandemia generó una crisis muy grande en algunos sectores y muchas empresas debieron cerrar o achicarse. Sin embargo, algunos salieron favorecidos. Analizamos los cambios en los consumidores y las nuevas oportunidades para los emprendedores. 

Sí, estamos en uno de los mejores momentos para emprender. La pandemia del COVID-19 generó una crisis mundial única, pero a la vez trajo infinidad de nuevas oportunidades para los emprendedores. 

 Las transformaciones tecnológicas y el mayor acceso a la educación que estamos viviendo en la actualidad hacen que cualquier persona con ganas de crear su propio negocio pueda hacerlo. 

 Esto, emparejado a las nuevas necesidades y hábitos que generó la pandemia, hacen que en 2021 haya innumerables oportunidades de negocio. Lo importante es estar atento a qué buscan ahora los consumidores y acercarles soluciones acordes.

 

 3 motivos por los que cada vez es más fácil emprender: 

 

  • Mayor acceso a la tecnología

 

Muchas de las tecnologías exponenciales están llegando a su punto de inflexión al mismo tiempo, es decir, son cada vez más accesibles. Si bien hace varios años que existen, era impensado tener productos con inteligencia artificial, robótica, impresión 3D o sensores. Hoy ya no es así.

 Antes, para crear una tienda online se necesitaban miles de dólares de inversión previa para comprar el almacenamiento, la tecnología, el inventario. Actualmente, crear una plataforma de e-commerce cuesta 10 dólares y cualquiera con acceso a Internet puede hacerlo en cuestión de segundos.Ser emprendedor ya no es sólo para quienes se lo pueden permitir, está al alcance de todos.

 

  • Democratización de la educación

 

Hace 10 años atrás, la visión que uno tenía de un emprendedor era de una persona preparada, con estudios universitarios, experiencia en negocios y contactos. Lógicamente, eran muy pocos los que podían acceder a eso.

 

Actualmente el modelo educativo está en peligro porque el conocimiento se ha democratizado: ya no son sólo los profesores académicos los expertos, sino que han ocupado ese lugar las personas que recorren la calle, conocen las necesidades de las personas y hablan con ellas.

 

El conocimiento hoy está en la mano de muchos y no hay barreras para acceder. No hace falta ir a la universidad, se puede aprender desde Internet con cursos pagos y gratuitos, y cada vez son más los emprendedores que comparten sus conocimientos. 

 

  • Mayor acceso al dinero

 

Antes, para validar una idea, un producto o servicio los emprendedores debían desarrollarlo y lanzarlo al mercado. Luego de invertir dinero, tiempo y esfuerzo, se daban cuenta si iba a funcionar o no.Ahora la situación cambió. El emprendedor puede hacer la validación antes de lanzar el producto al mercado. Incluso, lo puede hacer desde Internet: entrar a foros relacionados a la temática, contactarse con gente y preguntarle, buscar información. Al validar y encontrar una oportunidad de negocio, el emprendedor no necesitará dinero para empezar sino que esa necesidad aparecerá mucho más adelante.

 Y además, al tener una oportunidad de negocio validada le será mucho más sencillo conseguir inversores si lo necesita.

 

3 hábitos que surgieron de la pandemia

 

Hay modelos de negocio que hasta 2019 tenían sentido y en 2020 ya no. Esto se debe a los cambios de hábitos y necesidades que generó la pandemia y la obligación de estar en las casas.

 Nota: tendencias 2021: ocho oportunidades para emprendedores

 Hay emprendedores que pudieron ver esto, se reinventaron y generaron nuevas propuestas de valor alineadas a las nuevas necesidades de los consumidores. 

 

  • El hábito de trabajar desde casa

 

Hace varios años que existe el home office. Sin embargo, desde la perspectiva corporativa trabajar desde casa se veía como un lujo y, en muchos casos, también estaba mal visto.

 

La pandemia no ha obligado a cambiar de mentalidad. La relación entre empleado y empleador ha cambiado y ya no se tienen en cuenta los horarios de trabajo, si has llegado tarde, si tienes buena personalidad o si te tomas varios recreos por día. Ahora lo importante es si cumples o no con lo que tienes que hacer. Además, esto generó que las personas dieran más importancia a sus hogares, que se convirtieron en oficinas, gimnasios y aulas.

 Como emprendedores, las oportunidades son infinitas tanto como para entregar valor a las horas que las personas pasan en sus casas como para las empresas, que deben encontrar otras formas de relacionarse y controlar a sus empleados.

  

  • Entregas a domicilio

 

La pandemia generó un boom  de los servicios de envío a domicilio. La gente ya no busca salir de sus casas y no sólo eso, además quiere que se lo entreguen lo más rápido posible. 

 

  • Venta Online

 

 Durante meses, todos debimos quedarnos encerrados en nuestras casas. Esto impidió que fuéramos al supermercado, la farmacia, incluso a un quiosco a comprar chocolate.  Si bien la venta online ya existía y era usada, la pandemia la convirtió en una obligación.

Cuando todo esto termine, estos hábitos se van a quedar: la gente no volverá a ir al mercado o a la oficina como antes. La crisis ha acelerado tendencias y ha creado nuevos hábitos que en algunos casos están solucionados y en otros no. Por ejemplo, ficha de empleados o modelos para evaluar profesionales que trabajan desde casa. Pero no todo es color de rosas: los riesgos de emprender continúan y la mayoría de las startup fracasan. Por eso, les dejamos 3 consejos: Tengan un propósito: Hay muchas oportunidades porque hay prioridades nuevas, pero no empiecen cualquier negocio. Hagan algo que los motive porque hay momentos de dificultad en los que sólo podrán continuar si sienten pasión por lo que están haciendo.  

  1. Busquen soluciones a problemas reales y de gran impacto: No tengan miedo de ser ambiciosos, emprender se trata de generar valor y si pueden hacerlo a gran escala, será mucho mejor.

 

  1. Capacítense: Los emprendimientos fracasan por muchas razones, pero hay una fundamental, que es la falta de preparación. La gente se lanza al mundo emprendedor sin entender en qué se está metiendo, tienden a crear compañías con lo ya saben y se enfocan sólo en eso.

Para tener un emprendimiento exitoso hay que saber cómo levantar capital, cómo hacer un plan de marketing, cómo validar y crear el equipo adecuado, entre otras tantas cosas. Por eso, en 10xU siempre decimos que hay que enfocarse en 5 pilares: la visión, el producto, la ejecución, el crecimiento y el capital.

 

¿Listo para emprender? Te invitamos a realizar nuestro curso introductorio y gratuito sobre creación de empresas exponenciales. Empieza tu camino hacia el éxito. 

Prototipo: cómo validar tu producto con poco tiempo y dinero

Apr 06, 2021

Cómo validar tu producto con poco presupuesto antes de lanzarlo al ...

Apr 01, 2021

Inbound Marketing: qué es y cómo implementarlo

Mar 25, 2021